Loading

LA HERÁLDICA EN DAROCA

    RECUERDA....... ESCUCHA...... CUENTA.....   RecuerDaroca

 VAMOS A CONTAR HISTORIAS DE DAROCA... VEN Y CUÉNTANOS LA TUYA

              El próximo jueves 25 de mayo de 2.017

                                 a las 20.00 h

   "La Heráldica en Daroca”

           Un paseo por la Ciudad                

                 

                   POR  PASCUAL SÁNCHEZ

 Lugar:

                            Galeria Cultural Tallada Collado Ferruz

   

Hoy voy a proponer un paseo por Daroca….un paseo diferente.

Un paseo distinto, porque en primer lugar vamos a recorrer las calles de la ciudad fijándonos únicamente en los escudos que hay por ahí, y en segundo lugar  porque lo vamos a hacer desde aquí cómodamente sentados.

     Vamos a fijarnos, como digo, en los escudos de armas, llamados también Blasones[1] o Piedras Armeras, que se encuentran principalmente en las fachadas de algunas de las casas que son o fueron  importantes.

     El paseo va a ser virtual, algo que está muy de moda ahora, pero eso no quiere decir que no podáis repetirlo en realidad, así que, a partir de mañana, animaros a recorrer las calles de vuestra ciudad, fijándoos en  esos escudos  que generalmente representan a una familia, a un linaje, a una ciudad, un reino o a cualquier otro ente.

     Antes de seguir tengo que mencionar a las dos principales fuentes de las que he bebido para preparar esta charla; la primera es: Rafael Esteban Abad, en su libro “La Ciudad y Comunidad  de Daroca” de 1959. Esta magnífica Historia de Daroca cuenta con un completo apartado de casi cien páginas sobre linajes darocenses en el que describe el historial de cada uno de ellos y además presenta un dibujo del cuadro armero correspondiente, con una perfecta definición de sus cuarteles, esmaltes, colores etc…..Ahora veremos qué es eso de cuarteles, esmaltes, colores, etc…..  Además de los linajes, Esteban Abad describe la Heráldica de la Ciudad y de la Comunidad de Daroca, así como la de algunas  de sus poblaciones, tema que hoy no voy a tocar; pero quizá lo haga más adelante.

            La otra fuente es mi buen amigo Fabián Mañas Ballestín, que en 1998 publicó un pequeño librito; el  que acompaña normalmente al programa del Corpus, con este tema “La Heráldica de Daroca”.

    Además de este librito, Fabián ha escrito sobre los Judios de Daroca, sobre los Mudéjares, sobre la pintura gótica de esta ciudad, sobre su arquitectura religiosa; un fantástico libro sobre la Capilla de los Corporales,  y montones y montones de trabajos y publicaciones en toda la comarca que sería interminable la lista.

  Fabián es un hombre que ama profundamente a Daroca, y todavía sigue trabajado mucho sobre ella y publicado muchas cosas; además es una gran persona; doy fe de ello.

    La Heráldica[2] es una ciencia excepcional que por supuesto cuenta con unas reglas; la forma del escudo, el campo y sus partes, los metales y colores, figuras[3], ornamentos, etc….todo está sujeto a unas normas.

    Existen varios tipos de Heráldica[4]. El más común es la Gentilicia que es la que trata de los linajes, de las familias; de ésta es de la que más vamos a ver por Daroca, pero también veremos ejemplos de Heráldica Civil, el escudo de Daroca o de la Comunidad y algo de Heráldica Eclesiástica. Es muy importante la Heráldica Militar, aunque en Daroca no tenemos muchos ejemplos.

     Esta ciencia hace su aparición en el siglo XII para identificar a los caballeros  que combatían en los torneos y justas, de ahí el nombre de escudo de armas.  En principio solamente representaba al caballero que participaba en ese torneo y además no siempre llevaba los mismos elementos o dibujos, aunque más tarde ya se establecieron como fijos y con un significado,  y comenzaron a ser hereditarios y a representar a todo un  linaje, que no es lo mismo que  apellido[5]-

    Ese dibujo que el caballero llevaba en su escudo, pasó después a ponerse en piedra en las fachadas de sus casas,  y de ahí lo de piedra armera, y de esos escudos es de los que vamos a hablar.

     En la Heráldica se utiliza el concepto campo para referirse al interior del escudo y cuartel para las distintas particiones del mismo[6]. Únicamente se emplean siete colores; dos de ellos, denominados metales, el oro y la plata y otros cinco denominados esmaltes, el Sable (negro), el Gules (rojo), el Azur (azul), el Sinople (Verde) y el Púrpura (Morado). Cuando se representan en blanco y negro o en piedra monocolor existen unas equivalencias con puntos y rayas. También existe el concepto “en su color” donde se puede poner la figura en cuestión con sus colores naturales sin estar sujeto a los siete colores mencionados.

       Comenzamos el paseo desde la Puerta Baja donde ya tenemos ocasión de ver el primer Blasón sobre la Fuente de los 20 Caños.

     Se trata del Escudo de Daroca que todos conocéis perfectamente: Este es un claro ejemplo de de Heráldica Civil, cuyas armas son: En campo de gules un recinto amurallado en su color con una corriente de agua entre sus puertas, en las torres laterales dos banderas del Reino. En el interior del muro, los Corporales custodiados por seis ocas, tres a cada lado. Sumado todo ello de corona real antigua y la leyenda NON FECIT TALITER OMNI NATIONI[7].

   En el escudo antiguo, en lugar de las ocas había seis lirios   

     El segundo blasón lo encontramos sobre la magnífica puerta, de la que un rey[8], después de atravesarla dijo “Dónde está la ciudad de estas puertas..?”. Entre el arco carpanel inferior y el apuntado superior, se encuentra el escudo imperial del rey Carlos I de España y V de Alemania. Es un Blasón cuartelado con la simbología de todos los territorios que llegaron a estar bajo los dominios de este monarca: Castilla, Aragón Sicilia, Nápoles, Cerdeña, Granada y Navarra, Territorios de Ultramar, etc

     Dominios de los que se decía que “en España no se ponía el sol”.

  El escudo está adornado con el águila bicéfala, símbolo del Imperio

     Dentro ya de la ciudad, dentro de la muralla, caminando por el lado izquierdo enseguida vemos los vestigios de lo que fue un magnífico palacio perteneciente a una influyente familia; los Terrer de Valenzuela. Este linaje procedía de Olbés, una pequeña localidad de la Comarca de Calatayud y se establecieron en Daroca, ya desde el s.XVI;  fueron feligreses de la Parroquia de San Miguel y entre sus miembros, cabe destacar a Don Martín, arzobispo que fue de Zaragoza y gran mecenas de esta ciudad nuestra, nacido en esta casa[9].

     Como no podía ser de otra manera, sobre el portalón se encuentra su piedra armera; el Blasón corresponde al propio don Martín y es un escudo partido. 1º Jaquelado de gules y oro y 2º cortado, arriba en azur, agnus de plata con estandarte; y abajo, en gules un castillo sobre rocas, todo de oro. Este también es un claro ejemplo, pero en este caso de Heráldica Eclesiástica, con el escudo redondeado y en los adornos exteriores el capelo de arzobispo con 4 líneas de borlones.

     Este escudo se repite en la basílica con todos sus colores y esmaltes, en su capilla y en multitud de objetos, incluido el impresionante baldaquino del Alta Mayor y el Palio del Corpus, ambas piezas donaciones de don Martín.

     A muy pocos metros pero en el otro lado de la calle nos encontramos con un nuevo escudo de armas. Pertenece al